Thursday, December 13, 2007

El pasado

¿No es el pasado inevitable
ahora que llamamos a lo poco
que recordamos "el pasado"?

3 comments:

indecible said...

pOR wILLIAM mATTHEWS

Anonymous said...

Se llamaba Joaquín pero todos le conocían por Joaquinica. Tenía un puesto de chucherías en el paseo de Baeza, en un lugar denominado los Soportales, que es un largo pórtico techado que circunda el paseo. El puesto de Joaquinica estaba junto a una cafetería llamada El Mercantil.

Joaquinica vendía toda clase de golosinas y frutos secos. También pequeños juguetes y sobres-sorpresa. Siempre tenía abierto su puesto. Recuerdo, de niño, haberle visto allí siempre (a él o a su mujer o a sus hijos) todos los días y a todas horas.

Joaquinica vendía también cigarros sueltos, algunos sin filtro ni boquilla (Celtas Cortos, Ideales, Peninsulares...) con los que los niños del pueblo nos estrenábamos en fumar.

En verano vendía helados
y disponía de un carrito con el que recorría las calles de Baeza ofreciendo cortes y polos.

En el nublado otoño baezano Joaquinica asaba castañas, siempre en su puesto de los Soportales. Decía "Calientes que queman" para ha continuación gritar "Que me he quemaooooo".

.........

Hace poco volví a Baeza y en el lugar del puesto de Joaquinica no había nada. Sólo el suelo, el espacio vacío. Sólo el hueco y la ausencia.

Sentí que algo había sido amputado o mutilado. Algo había sido extirpado de allí... y de mí.

emilia said...

Increible. Yo también añoro mucho Baeza y el puesto de Joaquinica pues vivi allí de niña.