Tuesday, July 10, 2007

A VECES

A veces tengo ganas de ser cursi
para decir: La amo a usted con locura.
A veces tengo ganas de ser tonto
para gritar ¡La quiero tanto!
A veces tengo ganas de ser niño
para llorar acurrucado en su seno.
A veces tengo ganas de estar muerto
para sentir, bajo la tierra húmeda de mis jugos,
que me crece una flor, rompiéndome el pecho
una flor, y decir: Esta flor,
para usted.

2 comments:

indecible said...

pOR nICOLÁS gUILLÉN

Gregorio Verdugo González-Serna said...

A veces no tengo ganas de ser otra cosa que tú. Tú en la claridad tornasolada que se filtra por la persiana, en el espasmo del despertar de la pesadilla, en el vacío impenetrable de mi habitación a oscuras.
Un abrazo